“Toda mi vida le estaré agradecida a Belén por su ayuda en un momento familiar y personal muy complicado y doloroso para mi hija y para mí. Su estrategia (acompañada de una impecable profesionalidad, inteligencia y sensibilidad) ha conseguido guiarnos para recolocar todos los elementos que suponían conflicto, en el espacio vital adecuado y poder recuperar así el bienestar y la alegría. Toda la confianza del mundo porque percibíamos estar en buenas manos…y no nos equivocamos. Gracias siempre, querida Belén.”